Cuando un caballero entra en un salón, ya sea un salón aristocrático o el salón de una casa de huéspedes, hace una profunda reverencia, y dice: —Mi nombre es… (aquí́ el nombre del caballero). Yo también quiero presentarme a la manera educada. Imagínenseme ustedes con un chaqué muy mal cortado. Yo avanzo hacia ustedes arrastrando Read more ..